Influencer

Por José Ancigh 

La alarma del celular me avisa que estoy a diez minutos de encontrarme con @Lado. Tiene no menos de 50k de seguidores y salir en un par de fotos con él seguro me pasa la barrera de los 2k, que hace meses no puedo ni acercarme. Un sueño que me haya contestado ese DM, cuando mis seguidores se enteren va a ser una locura. 
Estoy acá flotando, hace como media hora que ya me tomé un café y estuve viendo dónde la luz nos va a dar las mejores fotos. Él se cuida un montón y seguro sabe todo de acá. En el feed tiene mil fotos en este bar. Obvio que conoce al dueño. 
Hoy vamos a hacer algo por la primavera. Tengo muchas ganas de poder quedar con él para hacer algún vivo después. Igual no hace vivos con nadie pero siento que podemos conectar. 
@Lado llegó, parece que está grabando para su blog diario. Lo veo desde el patio del bar. No hay nadie. Quedó con el dueño que, para evitar el ruido, lo cerrara por hoy. Vamos a probar unos smoothies nuevos para el bar. 
Está entrando, es super profesional. No deja ni por un segundo de darlo todo en cámara. Termina la frase y apaga la cámara. Me saluda como si nos conociéramos de toda la vida. Un abrazo de amigo. Siento al instante la conexión. 
Pasamos la tarde tomando smoothies y charlando para promocionar el bar y hacer contenido. También porque tenemos mucho en común. Él es como yo, de barrio, y posta le pone mucho corazón. Es auténtico. 
Fue un visionario cuando afuera apenas se usaba Instagram y Youtube. Sus primeros videos ya ni siquiera están disponibles, cuida muchísimo su imagen y sabe que eso cuesta. En sólo una tarde siento que me enseñó muchísimo. No sólo de cómo poner la cámara, la luz y el ángulo sino además cómo encarar la carrera y qué me espera. Cómo mejorar mi contenido para ser único. Fue como recibir clases de poesía de Borges. 
Me invitó a seguir la charla y hacer unos videos más para Youtube en la casa. Una entrevista picante o una video-reacción más tranquilos, para subir en dos semanas y poder captar el momento. 
La casa es impecable. La entrada con patio adelante, tan típica de una zona norte del pasado. Sensación de humildad y a la vez de frescura. Ciudad y campo. El día estaba precioso, de esos días de otoño que tienen la temperatura de primavera cálida y el sol que, con los árboles pelados, ilumina el doble. La puerta de hierro con los vidrios verdes y rojos que dan al pasillo, al patio. La pared de comida para bebés que tenía en una esquina del patio me dejó de boca. Lo miré pensando que eso significaba que iba a adoptar, como Marley. Es un montón eso. Lo miré y me miró con una sonrisa. No lo puedo creer. 
El living es precioso. Es super simple. Minimalista. Muy pocos muebles y todos de color blanco. Bordes redondeados, diseño puro. Las luces del patio entran por las ventanas y parece una publicidad. Arriba, por la escalera, debe estar la habitación. 
La cocina está impecable. Claro, come afuera casi todos los días. Trabaja un montón y eso es estar todo el día pensando en su contenido. 
Acá, en el patio de atrás, con el pasto precioso y esta luz, nada puede salir mal.
@Lado me pregunta qué tomo. 
– Agua, estoy un poco lleno de recién -Le soy honesto, quiero ser su amigo en serio. 
-Me pasa lo mismo, ahora ya apenas como afuera- me mira y sonríe mientras está yendo a buscar las aguas. Tiene tanto ángel y carisma que te mira y te saca una sonrisa. La tarde va pasando y casi que se pierde el sol. Prende las luces de la casa y me trae una manta. 
Seguimos charlando y trae un vino. Ya grabamos todo y más. Cuando edite este video va a ser viral. Me contó de todo, de su familia y de cómo se sentía solo de chico. Su primera experiencia haciendo videos y con famosos. Hasta me habló de cómo siente que las redes nos están alejando y que se siente más solo cuanto más followers tiene. Me mostró que es frágil, humano. 
Pasan las horas y se hace de noche. Ya tengo material como para tres videos con historias que van a Destacadas seguro. El vino, me parece, me dejó mareado. Pido un Uber mientras está en el baño. No quiero que se genere un momento raro entre despedidas y que llegue el auto. Siempre me dio raro eso.
@Lado llega justo cuando ya estoy con todo listo para salir, ahí nomas de la puerta, al costado de la escalera, y el auto está a 5 minutos. Perfecto. Tengo un toque flojas las piernas pero le digo que me voy yendo, que se hizo tarde. La cara le cambia. Qué raro… 

-Te vas? Ya? 

-Sí, así empiezo a editar todo. La verdad es que lo que hiciste hoy no tiene nombre. 

-Sí, se llama amistad…- (algo raro está pasando o soy yo que siento por el vino una onda medio pasivo-agresiva con celos?) 

-Obvio pero vos sabes que no todos hacen lo mismo. Por eso… 

Intento acercarme para abrazarlo pero me caigo gracias a la torpeza del vino. Me agarro justo de la puertita que está abajo de la escalera. No me caigo pero se abrió la puertita y hay una escalera que sigue para abajo. 

-No te tenías que ir, si me seguís y sos mi amigo de VERDAD entonces no me dejás. 

El olor que sale del fondo de la escalera es rarísimo. Una mezcla entre desinfectante de hospital y rancio. Veterinaria vieja recién baldeada. Miro para abajo pero se me apagan las luces. 

-Al final sos como todos, te piden amistad, te dicen que te quieren conocer, que sos su ídolo. Después se van, siempre se van. Al principio pensé que iban a ser amigos míos, que iban a volver. Pero después cuando tienen sus otros amigos y seguidores ya no te hablan. Te mencionan, siempre te mencionan. Yo me di cuenta que no era su culpa. Entonces los empecé a tener conmigo. A cuidarlos. 

QUE. Estoy en una jaula de perro. En una habitación con otras diez jaulas más. Apenas si reconozco quienes son. Peleo o eso creo que hago. No puedo moverme ni decir nada. Grito y nada. 

-Tranqui, siempre se ponen muy nerviosos todos así que descubrí que es mejor sedarlos así puedo cuidarlos más y mejor. Siempre comemos juntos, sería La mesa de @Lado..jajajaj 

@Lado se va de la habitación subiendo por la escalerita hasta que se escucha la puerta y se ennegrece todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: